"Nunca pierdan la capacidad de asombro"


VITORIO DE GIROLAMO

El ex vicerrector de la Utalca, cineasta, diseñador y arquitecto, dictó una amena charla a estudiantes de la Facultad de Arquitectura, Música y Diseño.

Ante decenas de autoridades universitarias, alumnos, profesores y público en general, se presentó el ex vicerrector de la UTalca, Vitorio Di Girolamo, para dictar la conferencia “Investigación creativa en la obra del profesor Di Girolamo, un aporte para comprender la creación en la Universidad de Talca”, organizada por la Facultad de Arquitectura, Música y Diseño de la casa de estudios.

El académico de la Escuela de Diseño de la Universidad, Raimundo Hamilton, fue el encargado de presentar a este artista italiano, radicado en Chile por más de 60 años. "Arquitecto, diseñador industrial, diseñador gráfico, director de cine, director de la revista Zig Zag; fundador de la revista Universum, y vicerrector de la Universidad de Talca, y estoy seguro que es muchas cosas más", dijo el docente, resaltando la figura del también académico, a quien describió como "un sabio".

Al comenzar su charla, el profesor Di Girolamo recordó su pasado en Italia, y cómo lo marcó la guerra. "Parientes míos murieron. Y no es verdad que lo peor de la guerra es el hambre: lo peor es la derrota y la humillación".

El artista planteó a la audiencia, las verdades sobre la pequeñez del hombre en relación al Universo, que al mismo tiempo sorprende por su milagrosa belleza y misteriosa perfección. "Vivimos máximo 100 años, medimos máximo dos metros. Qué corta es la vida en este enorme Universo. Existimos en una esfera, pegados a una cáscara, y afuera está el infinito... La vida es corta, pero es bueno que sea así, para sentirla, porque dentro de esa cáscara pasan muchas cosas: crecen semillas, la vida nace sola, sin que nadie intervenga. Ningún artista superará nunca el pétalo de una flor que se hizo sola".

Además, Di Girolamo, llamó a los jóvenes a observar, a tomar tiempo para la reflexión, a asombrarse, y a cultivar el alma: "Se crea jugando. La creación es un juego. Sufro viendo a los jóvenes que sufren y rompen todo en sus protestas. Pueden jugar de otra manera: creando".

Recalcó que "el asombro no pasa sólo una vez, es continuo, y cuántos más nos esperan, sobre todo en la actividad creativa. Estamos hechos para crear, para descubrir, porque todo ya está hecho, pero los hallazgos personales van a ser cada vez más sorprendentes".

Sobre la enseñanza, resaltó que más que "memorizar páginas", se aprende de la reflexión, al pensar en el ocio, en la pausa para contemplar, para sorprenderse. Sin eso, no serás una persona creativa".