Estudiante de la Utalca dirige la orquesta Sinfónica Juvenil del Maule


LEONARDO CARVAJAL VARGAS

Es alumno de cuarto año de Interpretación y Docencia Musical y cursa segundo año de Dirección Musical, en la Universidad de Talca; además es el director de la Orquesta Sinfónica Juvenil de la Región del Maule. Se trata de Leonardo Carvajal, alumno de la Escuela de Música que gracias a un concurso regional convocado por la Fundación de Orquestas Juveniles e Infantiles (FOJI) encabeza el elenco musical de la región.

“Es primera vez que tengo bajo mi responsabilidad a un elenco tan grande y ha sido un desafío enorme poder crear algo junto con los muchachos. Es un desafío a nivel pedagógico y también hay una presión bastante grande, por lo que el reto se asume con mucha alegría y con mucha pasión”, comentó al respecto Carvajal. 

Además el joven músico agradeció el apoyo de los maestros de la escuela. “He tenido el apoyo incondicional de parte de la escuela y a nivel de trayectoria si bien no ha sido mucha, los profesores me han dado la instancia de dirigir los conjuntos y aprender. Hay muchos maestros que me han ayudado a estar a este nivel”. 

Gonzalo Martínez, director de la Escuela de Música de la UTALCA, señaló que “es un orgullo que un estudiante nuestro haya ganado el concurso para dirigir esta orquesta y demuestra el nivel en el que se encuentra. Eso quiere decir que se están haciendo las cosas bien, que los estudiantes talentosos que se esfuerzan tienen espacio de desarrollo y que nosotros se lo estamos dando”.

La orquesta se presentó en el Teatro Regional del Maule (TRM), muestra que se realizó también en Linares y que convocó a un amplio público, compuesto por estudiantes de colegios y liceos, alumnos de la universidad y aficionados a la música.

La Orquesta Sinfónica Juvenil de la Región del Maule está conformada por más de 70 niños y jóvenes –dentro de los que se encuentra una veintena de alumnos de la casa de estudios- que obtuvieron una beca de la Fundación de Orquestas Juveniles e Infantiles, lo que les permite apoyar los gastos derivados del estudio de su instrumento.

Los becados reciben una preparación a cargo de profesionales que dispone la fundación y de un director cuya misión principal es preparar a la orquesta, para que esta brinde espacios de concierto a músicos de la región y ayude a masificar el gusto por la música sinfónica en el país, entre otros propósitos.