Estudiantes de Música presentaron obra inédita


PROMENADE: LA MAGIA TRAS LAS ESCALAS

Crearon composiciones sobre la base de escalas distintas que ellos mismos se dieron, montaron la puesta en escena y mostraron al público el resultado de su talento y esfuerzo.

Más de hora y media de espectáculo, con composiciones musicales creadas por los propios estudiantes, incluyó la performance “Promenade musical: la magia tras las escalas”, en que los alumnos del módulo de Lenguaje Musical, de la carrera de Interpretación y Docencia Musical, muestran públicamente los avances en su formación, en distintas competencias.

A cargo de la puesta en escena estuvo Francisco Amigo, ayudante del ramo, y la dirección musical fue responsabilidad de Leonardo Carvajal.

El estreno se realizó el lunes a mediodía, en la sala “Abate Molina” para un público conformado por alumnos de enseñanza básica. Otra función se programó para las 20:00 horas, orientada a espectadores adultos, y la última presentación se realizará mañana martes 24, a las 11:00 horas, también para escolares.

Esta performance incluyó seis cuadros, desarrollados por igual número de grupos de estudiantes, que interpretaron creaciones inéditas sobre escalas musicales poco comunes, en puestas en escenas a cargo de ellos mismos. Cada composición representa libremente un cuadro de una galería de arte, como lo anuncia al inicio el curador.

La profesora de Lenguaje Musical Cecilia Barrios, manifestó su satisfacción por los resultados del trabajo que desarrollaron los alumnos. “Eran seis grupos que presentaron seis cuadros de una promenade, imaginando una obra de Mussorgsky, y estoy muy contenta porque este año se privilegió bastante las composiciones musicales de los estudiantes. Cada grupo tenía que crear una composición musical”, expresó. En total, participan alrededor de 30 estudiantes del módulo y otros que se sumaron como apoyo. 

Recordó la docente que las propuestas anteriores fueron “Un Viaje por Nuevos Sonidos” (2012) y “Aventuras en el Tiempo” (2013), con escalas dadas por el profesor. “Ahora las tenían que inventar y me pareció curioso porque todo esto implica mucho esfuerzo y yo pensaba en otras alternativas, pero los estudiantes ya tenían asumido hacer una obra, como ramo de cuarto año. Eso fue muy motivador y emocionante para mí”. 

Otra de las novedades de la obra de este año es la participación de orquesta y coro, además de solistas, y la incorporación de instrumentos distintos como cultrún y guitarra barroca, en algunas composiciones.

La académica explicó que el desarrollo del proyecto implica un trabajo muy autónomo de los estudiantes, quienes son responsables de sus propuestas y de llevarlas a cabo. “Me sorprendió que lograran mucha colaboración de compañeros de la orquesta, que este año es bastante grande, en comparación con los años anteriores. También tienen un coro. Creo que tomó otro cuerpo esta performance. Además, el hecho que durara más tiempo demuestra que hubo un trabajo bastante profundo y por lo mismo esta vez programamos tres funciones”, recalcó. 

Barrios comentó asimismo que este es una experiencia que se puede presentar en seminarios para mostrar los aprendizajes que hay detrás. “Es un trabajo muy integrado de las competencias”, afirmó.

El director artístico de la obra se declaró contento con el resultado y destacó el gran despliegue y dedicación que significó todo el montaje. “Exigió mucho esfuerzo y mucho trabajo en equipo”, enfatizó.