Facultad de Arquitectura, Música y Diseño entregó cien nuevos graduados



SOLEMNE ACTO


La rectora (s) de la Utalca, Gilda Carrasco, destacó que esta es la primera graduación de la nueva unidad académica, cuyas tres carreras a través de “la creación y la innovación contribuyen al desarrollo del país desde el valle central”.

Los cien primeros graduados de Arquitectura, Música y Diseño de la Universidad de Talca, desde que se creó la nueva Facultad el año pasado, recibieron sus correspondientes títulos, en una solemne ceremonia que se llevó a cabo en el Teatro Regional del Maule, encabezada por la rectora (s), Gilda Carrasco.

Junto al decano, Américo Giusti; y los directores de las tres Escuelas: de Arquitectura, Eduardo Aguirre; de Música, Gonzalo Martínez, y de Diseño, Jaime Parra, estuvieron el vicerrector de Innovación, Desarrollo y Transferencia Tecnológica, Gonzalo Herrera; el contralor de la Universidad, Joaquín Córdova, y decanos y académicos de otras facultades.

Acompañados de sus familiares más cercanos, llegaron al momento culminante de sus carreras 40 egresados de Arquitectura, 28 de Música y 32 de Diseño. Entre ellos, por su desempeño académico recibieron un reconocimiento de la rectora (s), Romina Fuenzalida, de Arquitectura; Denisse Garrido, de Música y José Ignacio Torres, de Diseño.

La ceremonia tuvo una característica especial que le otorgó la Orquesta Sinfónica Juvenil de la Universidad de Talca, dirigida por el maestro Patricio Cobos, que en tres momentos brindó sus interpretaciones, comenzando por Pompa y Circunstancia, de Edward Elgar; Danza Húngara N° 5, de Johannes Brahms y Festival Académico, del mismo compositor. Además, el Coro Universitario, bajo la dirección del maestro René Peñaloza, interpretó el Himno de la Universidad.

Marco valórico

En representación del rector Álvaro Rojas, quien por motivos de su cargo no pudo asistir, la vicerrectora Académica destacó la connotación del acto, por tratarse de la primera graduación de la Facultad de Arquitectura, Música y Diseño, “donde la creación y la innovación contribuyen al desarrollo del país desde el valle central”. 

Destacó que sus escuelas por más de una década han formado “profesionales íntegros que han potenciado sus talentos dentro de un marco valórico”.

En ese sentido, manifestó que en esta Facultad se plasman “los valores representativos de la Universidad de Talca, que son sensibilidad estética, responsabilidad, tolerancia, solidaridad, conciencia ambiental, honestidad, profesionalismo, pensamiento crítico, convicción democrática y responsabilidad social”.

En su saludo, la rectora subrogante exhortó a los nuevos licenciados y titulados a sentirse gratificados por ser hijos de la educación pública. “Practiquen constantemente los valores corporativos y no olviden a su alma mater, la Universidad de Talca, que acaba de ser ratificada, en el prestigioso ranking de la revista América Economía como la mejor estatal de regiones. Recuerden sus enseñanzas, a sus profesores, sus compañeros y a la comunidad universitaria en general”.

Asimismo, felicitó a los padres y familiares por el apoyo a sus hijos para terminar con éxito esta etapa de sus vidas. “Pueden sentirse orgullosos por la tarea realizada”, dijo.

En la memoria

Por su parte, el decano Américo Giusti, expresó en su mensaje la huella que dejará en la memoria de los ex alumnos su paso por la Universidad. 

Sostuvo que “toda generación tiene derecho a creer legítimamente que es una generación única” y recordó cómo vivieron la década del 60 los universitarios de entonces, con sus inquietudes, sus movimientos y gustos musicales. “A ustedes les va a pasar lo mismo, ya los veo en 40 años contándoles a sus nietos que ustedes cambiaron la historia del país”, agregó, reconociendo que sin las movilizaciones estudiantiles “no se habría sensibilizado la sociedad y no se habría impuesto con tanta fuerza la necesidad de un cambio en la educación del país”.

También resaltó el impulso básico de la primera emoción en el momento de elegir una carrera. “fue una elección desde y con el corazón y ahora que termina esta etapa, se van, pero con nuestro cariño”.

Una de las graduadas, María José López, de Música, elogió la organización de la ceremonia. “Fue súper bonita, encontré muy emotivas las palabras del profesor Américo (Giusti) y me siento muy feliz de cerrar un ciclo. En general, se notó que hubo una preocupación especial para que la ceremonia tuviera un carácter distinto”, acotó.