Orquesta juvenil tiene nuevo director


PATRICIO COBOS

Aunque sigue ligado a la orquesta sinfónica de Lagrange, de Giorgia (EE.UU.) Como director titular, el músico decidió establecer residencia en Talca y realizar una labor que deje huella.

Transformar la Orquesta Juvenil de nuestra Universidad en la mejor orquesta de Chile, es el objetivo que se propuso el director chileno Patricio Cobos, quien dejó su residencia permanente en Giorgia, Estados Unidos, para desarrollar su labor académica y musical en la Facultad de Arquitectura, Música y Diseño de esta Casa de Estudios.

Aunque se fue a estudiar y trabajar a Estados Unidos hace más de cuatro décadas, el maestro Cobos se ha mantenido vinculado a nuestro país. 

Ha dirigido y actuado como solista en las principales orquestas de Chile y suma una gran labor pedagógica con alumnos y profesores del Programa de Orquestas Juveniles. 

Más de 20 jóvenes músicos chilenos han tenido la oportunidad de estudiar con Patricio Cobos en la Columbus State University con becas completas, muchos de ellos ahora son profesores en territorio chileno.

Entre sus ex alumnos figuran dos docentes de la Escuela de Música: la violinista y directora de la Orquesta Infantil, Solange Navarrete, y el violista y director del Conservatorio de Música, Bosco Cárdenas, quien fue enlace durante su visita a esta Universidad el año pasado, para realizar máster clases. “Quedé muy impresionado con el progreso y el nivel de los estudiantes y le manifesté a Américo Giusti —director de la Orquesta Juvenil— que si me necesitaban de nuevo, me llamaran”, dijo. No tardó mucho en surgir la proposición para venir por más tiempo, dado que el maestro Giusti dejaba la conducción de la orquesta para asumir como decano de la nueva Facultad de Arquitectura, Música y Diseño.

La mejor orquesta de Chile

“Estoy interesado en hacer algo con sentido de continuidad. Me gustaría ser parte del progreso musical. Nosotros vamos a producir un profesional que sepa trabajar porque sucede que no hay un curso de música de orquesta y se termina tocando como amateurs en una orquesta profesional. Lo que yo quiero es desarrollar la orquesta más allá de ser la mejor orquesta juvenil de Chile, quiero que sea la mejor orquesta de Chile, una orquesta de estudiantes que suene como de profesionales jóvenes”, enfatizó. Sobre su forma de trabajar, explicó que al dirigir, busca profundizar en el aspecto académico. “Para que los estudiantes no solo toquen por tocar, sino que entiendan por qué se hacen ciertas cosas”. 

En ese sentido, explicó que es importante entender el contexto en el que se hizo la obra, al interpretarla. Además de dirigir la Orquesta Juvenil, el maestro Cobos dicta clases de violín a varios alumnos y la cátedra de dirección orquestal de la Escuela de Música.

Aunque ya dejó su labor académica en Estados Unidos, el maestro Cobos sigue ligado a ese país, puesto que desde 2001 es director titular de la Orquesta Sinfónica de LaGrange, lo que implica ofrecer un concierto al mes y, por lo tanto, viajar en forma esporádica. Pero su decisión es instalarse en Talca, ciudad por la que se siente atraído porque su menor tamaño, en comparación a Santiago, permite que haya pocos elementos distractores y los alumnos pueden concentrarse más en estudiar. 

“Además se ha desarrollado una instancia de excelencia musical que solo se encuentra aquí y quizás también en La Serena. Hay un ambiente de comunidad musical artística que es muy atractiva”, afirmó, junto con declarar su respeto al liderazgo y capacidad de su colega Américo Giusti. 

Otro elemento que influyó en la decisión de trasladarse a Talca, es el hecho de conocer al rector Álvaro Rojas. “Me gusta el liderazgo que le ha dado a la Universidad”, dijo. También afirmó que tiene un gran concepto del profesor Pedro Zamorano.

Doctor en Música

Cobos, quien nació en Santiago, inició sus estudios de Violín en Temuco, a los cinco años de edad. Cuando tenía 11, ingresó al Conservatorio Nacional de Música y a los 15 debutó como solista con la Orquesta Filarmónica de Chile. Cinco años después viajó a Estados Unidos a continuar su preparación en violín y dirección orquestal, gracias a una beca de la Fundación Rockefeller.

Después de completar estudios de postgrado, continuó perfeccionándose en Francia, con una beca del gobierno francés. Fue primer violinista del prestigioso Cuarteto de Cuerdas Rowe, con el que obtuvo importantes premios y realizó numerosas giras por Norteamérica, Europa, Asia, África y Sudamérica.

En 2007 Cobos fue galardonado como Doctor en Música Honoris Causa de la Universidad de LaGrange.