Estudiantes de la UTALCA mostraron música egipcia y del pueblo gitano


PRESENTACIÓN ANTE ESCOLARES

Los participantes en el proyecto “Escalas Exóticas: un viaje por nuevos sonidos”, no solo debieron crear música e interpretarla, sino realizar una performance de acuerdo a las culturas representadas.

El conocimiento de música no tradicional, correspondiente a otras culturas, mostraron ante el público, estudiantes de Interpretación y Docencia Musical de la Universidad de Talca, en un espectáculo didáctico que incluyó interpretación y performance de artes integradas.

“Escalas Exóticas: un viaje por nuevos sonidos” se denominó la presentación, realizada en el Teatro “Abate Molina”, con asistencia de profesores y alumnos de algunos colegios que tuvieron la oportunidad de conocer la existencia de otros tipos de música.

Participaron doce alumnos que cursan el último módulo de Lenguaje Musical de la carrera, quienes eligieron para este proyecto música egipcia y gitana, para lo cual debieron caracterizarse y actuar de acuerdo a los elementos propios de cada cultura.

Además, un grupo de cámara, junto a su profesor Sebastián Espinoza, mostró a los jóvenes asistentes la diferencia entre la música que se hacía hace 200 años y la actual.

 La experiencia de las “Escalas Exóticas” es fruto del trabajo en el Taller de Lenguaje Musical, a cargo de la profesora Cecilia Barrios, quien destacó la utilización de diversos recursos cognitivos por parte de los estudiantes, aplicados en la metodología de aprendizaje que se basa en proyectos. “Ellos no solamente tuvieron que crear una composición con todos los elementos que han aprendido a través de sus años de estudiante, sino  también generar una performance: poner en práctica el trabajo en equipo,  aspectos de gestión, emprendimiento y habilidades sociales, sumados a la parte musical e interpretativa”, explicó.

El cellista Patricio Gutiérrez, en cuyo personaje de “el abuelo” recayó parte del relato de las historias, destacó que además de la creación y todos los demás aspectos, fueron importantes los ensayos, aunque “no nos preparamos teatralmente, pero hicimos lo mejor que pudimos para montar esta pieza. La preparación fue ardua y recién hoy vimos las luces respecto a lo que faltaba, la vestimenta, el maquillaje, y estamos super contentos, felices”, declaró al término de la función. Para él, lo más significativo es enseñar a los niños que no solo existen escalas mayores y menores, “sino otras correspondientes a distintas culturas”.

Su compañero, Francisco  Salgado, de la mención Vocal, expresó que todos quedaron muy satisfechos. “Esta música no es muy común, la gente no está acostumbrada a escucharla. Entonces traer  a jóvenes que no tienen acceso a esta música y mostrárselas, dando  vida a una historia del gitano y del egipcio, es lindo. Igual es positivo que los jóvenes se interesen en la música y que se sepa en la comunidad que en la Universidad de Talca se hace música”, recalcó.

Positiva también fue la evaluación del director de la Escuela de Música, Gonzalo Martínez, quien destacó que los estudiantes están aprendiendo no sólo lo típico que se incluye en la enseñanza musical, “sino que también están trabajando con música contemporánea y elementos de otras culturas y eso es bueno”. A su juicio también es muy interesante la puesta en escena que va más allá de solo tocar. “Estamos interesados en que esto siga y que de aquí pueda salir algún proyecto más estable, como un taller de música no tradicional”, adelantó.