Mujeres deslumbraron con iniciativa musical


EN CENTRO PENITENCIARIO

Taller de coro del centro penitenciario femenino de Talca hizo su debut en medio de aplausos y elogios de sus pares.

Una actividad destinada a potenciar las artes musicales y las habilidades psicosociales se llevó a cabo en el Centro Penitenciario Femenino de la ciudad, donde un grupo de internas realizó una presentación artística, en la que dieron a conocer los avances y nivel de aprendizaje adquirido durante los tres últimos meses.

El coro se enmarca dentro de los talleres denominados “Arte Educador”, iniciativa del proyecto y programa de rehabilitación y reinserción social del Ministerio de Justicia, que busca canalizar el entusiasmo y cualidades de expresión artística -dirigida a personas privadas de libertad- en el ámbito de la reinserción social a través del canto colectivo.

Este programa dispone de una oferta cultural de acuerdo a las características de los internos y a las posibilidades de infraestructura. Además de funcionar en el Maule, se desarrolla en las regiones de Arica, Tarapacá, Antofagasta, Magallanes y Metropolitana.

“Para ellas ha sido muy motivador, nosotros notamos un cambio en su actitud cotidiana”, indicó la jefa de Unidad del Centro Penitenciario, Nancy Valenzuela. 

En tanto, la profesora del taller y alumna de primer año de la carrera de interpretación y docencia musical de la U. de Talca, Natalia Acosta, dijo que el desempeño de las alumnas internas ha sido notable. “Esta actividad nace de una necesidad del centro por desarrollar las habilidades musicales y emocionales de las mujeres, como la disciplina y el trabajo metodológico. Y también, como futura docente, potencio mis habilidades arte-educadoras”, expresó Acosta.

LAS PARTICIPANTES

Susana Albornoz (29), es colorina y de sonrisa permanente. Al ser consultada por la experiencia de pertenecer a un coro, dijo que esto ha sido positivo para su estado de ánimo. “Se me pasa el tiempo muy rápido. He aprendido que existen diferencias entre las “primeras” y “segundas” voces”, dijo.

También está Jovita Bravo (43). Ella se encuentra interna hace tres años cumpliendo una condena por robo con violencia. Esta integrante del coro, contó que desde que ingresó a la agrupación “se siente útil” y que ahora ve la vida de diferente manera. “Aún me quedan dos años acá y quiero que sigamos con esta actividad por mucho más tiempo”, declaró.

El coro está compuesto por 17 mujeres y entonó la canción “Querida”, de Juan Gabriel, y un villancico popular de la cantante Gloria Catán. El encuentro culminó con la presentación del coro de la U. de Talca, dirigido por el académico de la Escuela de Música, René Peñaloza. La agrupación de la corporación entonó variadas piezas, que culminaron con cantos alegres de la cueca chilena.