Universidad de Talca inauguró Facultad de Arquitectura, Música y Diseño


CON CLASE MAGISTRAL DE PEDRO GANDOLFO

Las tres escuelas que la integran han formado, en conjunto, cerca de 500 profesionales que, desde su ámbito de acción, aportan al desarrollo de la región y del país, dijo el rector Álvaro Rojas.

A la rentabilidad social y a un mayor desarrollo de áreas postergadas está apostando la Universidad de Talca con la creación de su Facultad de Arquitectura, Música, Diseño, que representa un proyecto “largamente anhelado”, según enfatizó el rector Álvaro Rojas, durante la inauguración de esta nueva unidad académica.

La ceremonia se realizó en el salón “Abate Molina” de la casa de estudios, con la presencia de autoridades de la UTalca, profesores y estudiantes de las tres carreras que forman parte de esta Facultad.

Para explicar el surgimiento de la nueva instancia, el rector revisó los antecedentes referidos a la creación de la Universidad y la definición de su proyecto moderno, “fundado en la excelencia, la pertinencia, con mirada global, eficiente y de dimensión humana”. 

Rojas recordó que en 1998 se creó la Escuela de Arquitectura y, en 2004, la Escuela de Música y la Escuela de Diseño, cada una de éstas con un sólido proyecto propio que, en el caso de Música, se remonta a la antigua carrera de Pedagogía en Educación Musical, cerrada el año 1981.

En la ocasión, el rector brindó un reconocimiento a los académicos que desempeñaron un rol fundacional en la formación de cada escuela: Juan Román, de Arquitectura (quien se encuentra en Italia); Mirta Bustamante, de Música, y Jaime Parra, de Diseño. 

RENTABILIDAD SOCIAL

Álvaro Rojas aseveró que la naciente Facultad no obedece a una aventura empresarial, ni a la idea de hacer una incursión a corto plazo en nichos lucrativos. “Muy por el contrario, apostamos por la rentabilidad social, por aquellas áreas de desarrollo postergadas, en las que otros no se arriesgan; por la vinculación con el medio, por la intervención de espacios públicos, la generación y difusión de la cultura, brindando oportunidades reales de desarrollo a todos los jóvenes talentos del Valle Central de Chile”, destacó. Asimismo, expresó que la inauguración de la Facultad “representa la concreción de un proyecto largamente anhelado”, que en una primera etapa estará liderado por el actual decano, Américo Giusti, cuyos méritos y aporte en el ámbito de la música, fueron resaltados por Álvaro Rojas.

Agregó que la nueva unidad académica “parte con una experiencia y trayectoria no menor. Las tres escuelas que la integran han formado, en conjunto, cerca de 500 profesionales, que desde su ámbito de acción aportan al desarrollo de la región y del país”. 

El cuerpo docente de la Facultad, que cuenta con una infraestructura actual de 4 mil 800 metros cuadrados, lo integran 28 académicos, de los cuales el 70 por ciento tiene estudios de postgrado o especialización.

Para el decano Américo Giusti, la Facultad de Arquitectura, Música y Diseño debe ser un espacio para la reflexión que acoja el desarrollo libre del espíritu, y sostuvo que la capacidad humana que tiene cada una de las escuelas, constituye un aspecto relevante. 

“Esta es una tremenda oportunidad porque vamos a poder hacer las cosas con más fuerza. Muchas veces se ha dicho que las facultades que tienen relación con el arte se disgregan, pero esta es la ocasión de sumar fuerzas”, aseguró.

El director de la Escuela de Arquitectura, Eduardo Aguirre, coincidió en que se abre la posibilidad de fortalecer cada una de las escuelas. “Son carreras que ya están consolidadas, por lo tanto al sumarnos, debiéramos potenciar los tres proyectos particulares”, expresó.

Jaime Parra, director de la Escuela de Diseño, observó que la facultad no se crea por el hecho de modificar la estructura orgánica de la Universidad y nombrar un decano. “Es un proceso lento y profundo, la maduración natural de la estructura universitaria. Para nosotros la participación en la Facultad es interesante porque nos entrega representación directa ante del Consejo Académico y, además, nos cambia el horizonte y aparecen cosas interesantes en esa perspectiva”. Adelantó que se ha conversado respecto a fortalecer la proyección de la Facultad al medio, con acciones de extensión o difusión. “Queremos tener cosas en común e interesantes que mostrar. Ese es el punto de partida”, agregó.

ÁREA ARTÍSTICA

El director de la Escuela de Música, Gonzalo Martínez, considera la nueva estructura como “un hito en el desarrollo, un respaldo”, ante la posibilidad de tener al decano, como un representante en el Consejo Académico. “Además es un mensaje que da la universidad sobre la importancia que le asigna al área artística”. 

Añadió que para la Escuela de Música eso significa “un piso para seguir desarrollándose”, al dejar ser una escuela “aislada”.

Durante la ceremonia, el crítico literario y ensayista Pedro Gandolfo, dictó la conferencia titulada “Proust y la creatividad”, en la que vinculó la obra de ese escritor francés y el proceso de creación con el quehacer de la nueva Facultad. Sostuvo que se necesita tiempo para la creatividad, la que puede aflorar en algún momento o nunca, sin que existen reglas para ello.

ESTUDIANTES

Los alumnos tuvieron también una opinión positiva respecto a la nueva Facultad. Juan Bautista Torres, presidente del Centro de Alumnos de Música, observó que se trata de un paso favorable. “Porque antes había más problemas de organización y era más difícil resolverlos, en cambio ahora se entienden más nuestras necesidades”, dijo. Danilo Lara, presidente del Centro de Alumnos de Diseño, expresó que pertenecer a una Facultad es muy importante. “Porque hay más oportunidades para salir adelante, de plantear cosas, proyectos, que pueden significar mejoramientos para los estudiantes”, expresó. Por su parte, Diego Garrido, presidente del Centro de Alumnos de Arquitectura, dijo que todavía les falta información para conocer cómo va a funcionar la Facultad, pero “a simple vista habría beneficios”.