Vittorio di Girolamo inauguró año académico en la Facultad



DE ARQUITECTURA, MÚSICA Y DISEÑO


En su clase magistral, el reconocido artista recomendó a los estudiantes tener una actitud valiente para servir al país y valorar su vocación. “No esperen un llamado a concurso para hacer propuestas”, dijo.

Una charla motivacional desde el fondo de su vocación, fue la clase magistral que ofreció el destacado pintor, escultor y escritor, Vittorio di Girolamo, quien inauguró el año académico de la Facultad de Arquitectura, Música y Diseño de nuestra Universidad.

El salón Diego Portales del Campus Talca estaba completo de estudiantes y profesores de las tres carreras que conforman la Facultad: Arquitectura, Diseño e Interpretación y Docencia Musical. En la testera estuvo el prorrector Pablo Villalobos; el director de Investigación, Iván Palomo y el decano Américo Giusti, quienes siguieron atentamente las palabras de Di Girolamo.

La interpretación de algunas obras musicales, a cargo del Quinteto de Bronces dirigido por Alex Young, sirvió de preámbulo a la intervención del invitado, quien alentó a los estudiantes a interrumpirlo con preguntas “indiscretas y salvajes”. Pero la audiencia optó por escucharlo en silencio.

Di Girolamo —quien también es documentalista, dramaturgo, cineasta y diseñador— nació hace 86 años en Italia. Estudió en la Academia de Bellas Artes de la Universidad de Roma y con motivo de la Segunda Guerra Mundial emigró a Chile con su padre, el pintor Giulio di Girolamo, y su familia. Además, hace algunas décadas, fue vicerrector de Extensión y Comunicaciones de nuestra Universidad.

Gran parte de su clase magistral constituyó una síntesis de su vasto quehacer en los campos señalados, pero también el diseño arquitectónico, la escenografía e incluso la música, en su calidad de practicante de todas las artes.

Asimismo, dio a conocer su mirada acerca del territorio, en distintas zonas de Chile.

Desde la vocación

Más adelante, en tono crítico pero también estimulador, realizó un llamado a los estudiantes.

“No esperen un llamado a concurso para hacer propuestas, tomen en serio su vocación”, expresó.
Al profundizar este comentario, precisó que la palabra “alumno” en idioma latín significa “bien alimentado”, lo que representa “alimentarse de lo que más le emociona y que se traduce en el deseo de hacer una obra que beneficie a todos”. Agregó que su intención fue motivar a los jóvenes a adoptar “una actitud valiente de verdad, para servir a su país, y de eso no deben pedir permiso a nadie, tienen que hacerlo, organizarse”.

Siguiendo con su idea, sostuvo que “un grupo de alumnos bien alimentados espiritualmente es un ejército potente, que puede hacer cualquier cosa, en el sentido de beneficiar a la población con lo que hace falta desde la carrera que eligieron”.

Desde ese punto de vista, Di Girolamo enfatizó que los estudiantes deben nutrirse de las grandes carencias, del dolor ajeno. “Es la gran comida de quienes eligieron la música, la arquitectura, el diseño. No sólo tienen que alimentarse del profesor, de los libros, sino alimentarse por dentro si tienen vocación. Entonces, si sintieron ese llamado interior, respondan”, enfatizó con vehemencia.

Erudición

El prorrector Pablo Villalobos agradeció a Vittorio di Girolamo por su clase magistral e hizo notar que sus palabras trasuntan vocación y el amor por lo que hace. Destacó asimismo, su erudición y el llamado realizado a luchar y a trabajar en conjunto. “Él es un gran conocedor del Renacimiento italiano y les invito a ver los documentales que ha hecho sobre temas en ese ámbito”, comentó.

El decano de la Facultad de Arquitectura, Música y Diseño, Américo Giusti, se mostró conmovido con las expresiones del expositor. “Fue hermoso encontrar un mensaje tan juvenil y con una fuerza tan grande, al decir que la vida es corta y que el interés debe estar en hacer cosas, proponérselas y colocar vida y vigor en ello. Creo que eso es importantísimo y siento que fue una visita extraordinariamente positiva”, expresó.

El profesor Giusti señaló que la ocasión permitió reunir a los estudiantes de las tres carreras, las cuales comparten características. “Creemos que traer personajes importantes, de alto nivel, representativos de cada una de las áreas, nos permitirá disfrutarlos y hará que tengamos cada vez más nexos comunes”, argumentó.