UTALCA homenajeó a la ciudad con concierto gratuito de Tchaikovsky



Una audiencia de todas las edades disfrutó, en el Teatro Regional del Maule, la perfección interpretativa de la Orquesta Sinfónica Juvenil de la Universidad de Talca. La presentación incluyó explicaciones sobre el valor artístico e histórico de cada obra musical.

Elogios y alegría en el público generó la excelencia musical que la Orquesta Sinfónica Juvenil de la Universidad de Talca exhibió durante el concierto realizado en el Teatro Regional del Maule, en homenaje a los 274 años de la Fundación de Talca.

Los más de cincuenta músicos, dirigidos por el maestro Patricio Cobos, interpretaron obras de Piotr Ilich Tchaikovsky (1840-1893), el célebre compositor ruso del período del Romanticismo.

“Fue un regalo para la ciudad y pretende mostrar el trabajo que hace nuestra Universidad, en este caso específico la Escuela de Música y la Orquesta Juvenil, que como el público pudo escuchar, está a un nivel máximo”, dijo el rector Álvaro Rojas tras presenciar el espectáculo.

En la actividad, organizada por la Escuela de Música y la Dirección de Extensión Cultural-Artística —con el apoyo del MINEDUC a través del Convenio de Desempeño de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales— estuvieron autoridades de nuestra Casa de Estudios, académicos, funcionarios, estudiantes y sus familiares, pero masivamente público en general y miembros de clubes de adultos mayores.

CREACIONES

Fiel a su estilo cercano a la audiencia, el maestro Patricio Cobos explicó el valor artístico y la importancia histórica de cada obra musical interpretada por sus estudiantes. “Las composiciones más felices de Tchaikovsky son por ejemplo ‘El Cascanueces’, que es un lindo regalo a la humanidad. O el ‘Lago de los Cisnes’. Y el 90% de sus creaciones son muy profundas, tristes, melancólicas, pero con grandes momentos de felicidad y recuperación”, señaló el docente. 

El programa del concierto incluyó la Fantasía Obertura “Romeo y Julieta” y en la segunda parte del show la Sinfonía N° 5 en Mi Menor. Op. 64 “La Fuerza del Destino”. También “Adagio-Allegro con anima”, “Andante cantábile con alcuna licenza”, “Allegro moderato” y “Andante maestoso-Allegro vivace”.

“Esta quinta sinfonía es muy interesante, bella y tremendamente difícil. Nada de Tchaikovsky es fácil, absolutamente nada. Esta sinfonía tuve mucha preocupación de programarla, porque requiere un compromiso muy serio de parte de los participantes”, dijo al público el director de la Orquesta Sinfónica Juvenil, quien posee una extensa trayectoria artística y académica en Estados Unidos desde 1978.

INFLUENCIA

Durante su interacción con los espectadores, el docente se refirió a la influencia creativa que en Tchaikovsky ejerció Louis Hector Berlioz, compositor francés y también figura destacada del Romanticismo, cuyas obra más conocida es la Sinfonía Fantástica.

“A Tchaikovsky le gustó mucho la idea de Berlioz, que era usar una idea fija, un motivo musical, que aparecía cuando menos se esperaba y en alguna forma musical”, precisó el académico.

Esta agrupación Sinfónica de la UTALCA ha sido reconocida como uno de los proyectos de “orquesta juvenil” más exitosos del país, lo cual fue valorado por el público de todas las edades tras el concierto.

ENTREGAR CULTURA

“Fue maravilloso. Nuestro agradecimiento, felicitaciones y éxito para la Universidad”, dijo emocionada María Olga Salgado, integrante del Club de Adultos Mayores ‘Pehuén’ de Talca. “Muy gratificante ver un acto tan esplendoroso como éste, donde uno observa la juventud de la orquesta y su compromiso y empoderamiento musical”, comentó Patricia Álvarez, profesora de la Escuela José Manuel Balmaceda de la misma ciudad. 

“Esto es excelente, porque las universidades siempre tienen que entregar cultura a las comunidades que están más cercanas. Fabuloso que esto venga de una universidad pública”, expresó durante el concierto, Guillermo Pizarro, docente jubilado.

Actualmente, la Orquesta Sinfónica Juvenil reúne a 85 integrantes en especialidades de cuerdas, vientos y percusión, estudiantes de la Escuela de Música y algunos del Conservatorio respectivo. Fue en 2013 cuando la Universidad de Talca fue favorecida con fondos del “Convenio de Desempeño de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales” —gracias a aportes del Ministerio de Educación— lo que ha permitido mejorar y completar el instrumental de la agrupación y contar con académicos extranjeros para la enseñanza de especialidades de viento y percusión.

La directora de Extensión, Marcela Albornoz, destacó el aporte cultural de este evento musical. “Es muy grato como Universidad de Talca celebrar los 274 años de la capital regional del Maule con un concierto de excelente calidad a cargo de la Orquesta Sinfónica Juvenil de nuestra Corporación. Quedamos muy contentos por la cantidad de público que nos acompañó, lo que nos demuestra el interés de la comunidad por nuestras actividades, las cuales son gratuitas y de alta importancia”, aseguró.

RETO MUSICAL

“Interpretar a Tchaikovsky es complejísimo, porque es muy expresivo e intenso en sus composiciones. Tiene muchas variaciones, romance y pasión. Hay bastante trabajo detrás. Han sido meses largos de esfuerzo de mis compañeros y del director. Fue otro reto musical y así vamos paso a paso”, explicó Fernando Wyemberg, estudiante de trombón en la mencionada carrera. 

“Primera vez que vengo. Me gusta mucho la música clásica y fue una presentación muy bonita. Vine desde Valdivia a ver el concierto de mi hijo”, sostuvo Cecilia Rivas, madre de este alumno.